La Cirugía sin sangre, en los últimos veinte años se ha observado un repentino crecimiento de su interés, debido a una variedad de razones. Los Testigos de Jehová rechazan las transfusiones de sangre por motivos religiosos; otros podrían estar preocupados por enfermedades que pudieran ser transmitidas a través de las transfusiones, como la hepatitis y el SIDA.

Nuestra unidad combina diferentes técnicas para conseguir el objetivo de no usar sangre alogenica estas son diferentes no solo en la forma sino en el momento de la intervención en la que se produce. estas pueden ser:

- 1 Técnicas preoperativas como la eritropoyetina o la administración de hierro, están concebidas para estimular la propia eritropoyesis del paciente. Enfrentándose a la cirugía en la mejor estado de salud.

- 2 En la cirugía, el control del sangrado se consigue mediante el uso del láser o los escalpelos sónicos, técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, electrocauterios, anestesia de baja presión central venosa para casos específicos, o suturas de vasos. Uso de la dilucion normovolemica con el uso del sustitutos de la sangre, que no portan oxígeno pero expanden el volumen para la prevención del shock.

El Cell Saver (n.t. ¿ahorrador celular¿ ¿protector celular¿) es un dispositivo que recicla y limpia la sangre de un paciente durante una operación, y la redirige de nuevo a su cuerpo, esta es una técnica denominada intraoperative blood salvage o cell salvage.

3 Posoperatoriamente, minimizar posteriores pérdidas de sangre, por administrar de forma continuada medicación la proporción celular sanguínea y por minimizar el número y la cantidad de extracciones de sangre para pruebas, por ejemplo mediante el uso de tubos pedíatricos de sangre para pacientes adultos.

Con todo ello conseguimos adaptarnos a las necesidades de cada paciente, minimizando al máximo el riesgo quirúrgico. Volver